Naturaleza.

Extraído del libro Cuidar el Mundo de Ricardo Barbetti.

Una necesidad humana esencial poco satisfecha, para desarrollar la inteligencia, la percepción, la capacidad de mirar y oír bien y las emociones y para ser feliz, es la experiencia del paisaje natural: bosques, prados verdes, arroyos, plantas creciendo silvestres, animales en libertad, flores hermosas o extrañas.

Conocer y sentir todo esto es necesario para el desarrollo humano, la formación sana de la mente, los sentimientos, los sentidos, el afecto. Es necesario para que los seres humanos tengan alegría y se comporten adecuadamente entre ellos y con el mundo, para que traten como corresponde a este planeta y  no sean una fuerza destructora como muhcas personas lo son ahora.

Es muy bueno caminar descubriendo lo silvestre, con el placer de las sorpresas, despierta la capacidad de entender, activa los músculos, la circulación (no es como mirar televisión).

Pasear en lo silvestre puede curar el daño que hace estar encerrado en ciudades, entre paredes y ruido de máquinas, con pocos jardines.

Por eso en muchos lugares del mundo se da importancia al paseo en lo silvestre, esto muchos no lo saben, les cuesta entender esto, a causa del encierro lejos de la naturaleza.

Pero es encierro en lo artificial es un mal invento moderno que hace mal a la salud física y mental de todos porque no es el modo de existencia que corresponde al ser humano. Hace ver a lo silvestre solamente como algo para usar, como "recursos naturales", espacio para negocios o como "NADA". [...] algunos dicen que no hay lugar, tiempo ni dinero para la naturaleza, los usan para hacer más edificios y máquinas, pavimentos y vidrieras, televisión y propaganda, fábricas, cultivos de soja y trigo. Estas cosas no son en sí malas, pero si son demasiadas, entonces sí, hacen cada vez más imposible estar con la naturaleza. Hasta lo mejor hace mal si hay en exceso.

Pero los que no aprenden a respetar la naturaleza no pueden respetar la vida, el mundo, ni a los humanos, porque la capacidad de respetar es una y se expresa hacia todo.

[...] Por eso hay que cuidar y reconstruir la naturaleza, porque es lo que hace posible la existencia.

Es imposible la paz entre gente si hay guerra contra la naturaleza. Lo que hace surgir la ambición es el miedo a la pobreza, el sufrimiento y la enfermedad. Pero las únicas metas valiosas son las que incluyen la armonía del ser humano con lo silvestre; toda meta que no incluya esta - o se le oponga- es ingenua y autodestructiva.

Pero cuando llega la sociedad moderna intenta matar lo más posible plantas, animales, indios, todo.

[...] La urbanización y todas las obras humanas tienen que estar EN la naturaleza, NO EN VEZ del paisaje natural.

La existencia moderna, mas en las ciudades, nos encierra en veredas, edificios, habitaciones, automóviles, todo producido por industrias.

Los únicos seres vivos que vemos siempre y por eso parecen los únicos importantes, son los humanos.

Y las cosas hechas por humanos las vemos todo el tiempo y aprendemos para qué sirven, por eso nos parece que son las únicas importantes.

Videos del Grupo Pampa Natural: reflexiones de Ricardo Barbetti.